Archivos para el mes de: agosto, 2012

Se emplean para separar los miembros de una enumeración (grupos de palabras de igual clase o función) excepto el último elemento que va después de y, e, o, u.

Ejemplos:

• Se trata de un hombre muy reservado, estudioso y trabajador.

• Miraban pasar el tiempo a través de la ventana sin descanso, sin esperanza, y sin ilusiones.

• ¿Quieres tarta, galletas o pastas para merendar?

• Te lo comunicaré a finales de año, unos días antes de las vacaciones de Navidad.

• El perro, el gato, los peces y los pájaros son animales mamíferos.

También se usa una coma delante de la conjunción “y” cuando la secuencia que encabeza expresa un contenido (consecutivo, de tiempo, etc.) distinto al elemento o elementos anteriores.

Ejemplo:

• Hicieron la compra, limpiaron la casa, y se fueron a jugar al parque.

La coma indica una breve pausa en la lectura. Se emplea:

1. Para separar dos o más palabras o frases que sean de la misma clase, o formen enumeración, siempre que entre ellas no figuren las conjunciones y, ni, o.

Tenía coches, motos, bicicletas y autobuses.

2 . Para separar dos miembros independientes de una oración, haya o no conjunción, entre ellos.

Los soldados saludaban, la gente aplaudía, y los niños no paraban de cantar.

3. Para limitar una aclaración o ampliación que se inserta en una oración.

Descartes, gran filósofo francés, escribió muchos libros.

4. Las locuciones conjuntivas o adverbiales, sea cual sea su posición, van precedidas y seguidas de coma, tales como: en efecto, es decir, de acuerdo, en fin, por consiguiente, no obstante y otras de la misma clase.

-Dame eso, es decir, si te parece bien.

-Contestó mal, no obstante, aprobó.

5. El vocativo se escribe seguido de coma si va al principio de la frase; precedido de coma si va al final; y entre comas si va en medio.

Carlos, ven aquí. Ven aquí, Carlos. ¿Sabes, Carlos, quién reza?

En este ejemplo, les quiero mostrar como una coma puede cambiar totalmente el significado de una oración. En este caso podemos ver como este artículo de periódico queda con un error gramatical, que hace que la frase no se entienda.

Imagen

También encontré otro libro del mismo autor (José Antonio Millán) del que ya había posteado anteriormente uno de mis compañeros y que el tema central también es la coma. El libro se titula: Perdón, imposible.

Imagen

“el buen empleo de las comas nos permite, entre otras cosas, lograr una adecuada entonación de cualquier frase, así como a conseguir la claridad en el mensaje que queremos transmitir”[1]

Tan grande es la importancia de las comas, que omitirlas o cambiar su ubicación, altera el sentido de lo que se quiere decir. Los siguientes ejemplos lo demuestran:

  • Ella toca el órgano y él la viola / Ella toca el órgano y él, la viola.
  • Ustedes traen la comida y yo trago / Ustedes traen la comida y yo, trago.
  • Por ladrón adolescente, fue linchado / Por ladrón, adolescente fue linchado.
  •  Prohibido fumar gas inflamable / Prohibido fumar, gas inflamable.
  • Me dijo que no me iré a Canarias en verano / Me dijo que no, me iré a Canarias en verano.

 


[1] E L  AR T E  DE  P ONE R  L AS  COMAS. Breve monografía acerca de este meritorio signo de puntuación

“La coma, esa puerta giratoria del pensamiento” Julio Cortázar.
 
Es muy importante saber en que momento se deben utilizar los signos de puntuación. Sin ellos podría resultar dudoso y oscuro el significado de las oraciones. Tan grande es el valor de los signos de puntuación, que del lugar que ocupen puede depender el significado de una oración.
 
Ejemplos de la importancia de la coma:
Los niños, que estaban en el patio, echaron a correr.
Los niños que estaban, en el patio echaron a correr.
 
Irás, volverás, no morirás en la guerra
Irás, ¿volverás? no, morirás en la guerra
“Perdón Imposible,  que cumpla su condena”.
“Perdón, imposible que cumpla su condena”.
“Señor, muerto está, tarde llegamos” 

“Señor muerto, esta tarde llegamos”.

«Dejo mis bienes a mi sobrino Juan, no a mi hermano Luis. Tampoco, jamás, páguese la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo».

«¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. ¿Páguese la cuenta al sastre? Nunca, de ningún modo. Para los jesuitas todo. Lo dicho es mi deseo».

La coma es un signo poderoso que hace que nuestros textos tengan mejor entendimiento y mayor sentido.

Una coma mal ubicada, puede desarticular todo el proceso de la significación, por esto cada elemento tiene su sitio y los signos de puntuación nos ayudan a tener pausas, a interpretar y a aclarar expresiones.

Este es un divertido ejemplo que nos muestra como una coma cambia sustancialmente el sentido de la oración.

Es necesario saber también que la coma no es una pausa, es un signo versátil, por lo que aveces no es necesario hacer uso de ella. Por ejemplo:

El gato arañó salvajemente, a la niña. (mal)
El gato arañó salvajemente a la niña. (bien)

La famosa actriz colombiana rechazó, el rumor. (mal)
La famosa actriz colombiana rechazó el rumor. (bien)

El presidente de la República anunció, el aumento. (mal)
El presidente de la República anunció el aumento. (bien)

¡Me como esa coma!: ¡glups!, parece que la puntuación es importante

Este libro escrito por José Antonio Millán e ilustrado por Emilio Urberuaga, enseña a los más pequeños el buen uso de los signos de puntuación, aunque es para niños a todos nos caería bien repasar el tema, además sus ejemplos e ilustraciones son agradables para cualquier público.

Image

De la importancia de las comas

En este caso, encontré un muy buen artículo del periódico El Espectador, en el cual Ricardo bada, habla sobre un caso en el cual el sentido del mensaje cambió completamente puesto que no tenía comas, es bastante interesante el ejemplo y puede expresar claramente el tema de la semana.

Me encontré una sencilla pero verídica historia relacionada con el uso de la coma en la cotidianidad. 

Sarmiento, en visita a una escuela en su calidad de Inspector General de Escuelas, nota que el maestro no le da importancia a la colocación de la coma. Al alertarlo sobre el tema el maestro le dice que la coma no tiene mucho sentido y que no es necesaria colocarla. A esa respuesta Sarmiento se dirige al pizarrón y escribe:

 “El maestro dice, Sarmiento es un ignorante”

y luego la misma frase cambiando el lugar la coma:

 “El maestro, dice Sarmiento, es un ignorante”

Luego dirigiéndose a los alumnos les pregunta: en la primera oración ¿quién es el ignorante? ¡Sarmiento! contestan los alumnos. Y en la segunda oración, ¿quién es el ignorante? ¡El maestro! contestan los alumnos. Con ello le demostró al maestro su error.

 

Imagen

RECUERDA: No te comas las comas.

Imagen tomada de: http://ele-online.net/

http://www.ucontrol.com.ar/forosmf/off-topic/la-importancia-de-la-puntuacion/10/?wap2

Una coma mal puesta, cambia el significado de una palabra y puede hasta causar problemas graves y mal entendidos.

“Juan, no olvide cerrar la llave, está debajo del tapete de la puerta.”
cuando en verdad se debe escribir así:

“Juan, no olvide cerrar, la llave está debajo del tapete de la puerta.”

 

“No es broma”

“No, es broma”

 

“Hay pelotas para niños de goma”

“Hay pelotas para niños, de goma”

 

“Libros no, bombas”

“Libros, no bombas”

 

“El doctor conocido por sus osadas operaciones, a corazón abierto fue condecorado en Europa”

“El doctor conocido por sus osadas operaciones a corazón abierto, fue condecorado en Europa”