Los errores de redacción, falta de tildes y  puntuación pueden cambiar completamente el sentido de una frase. Es el caso de la primera imagen, dónde el orden de las palabras altera lo que se quiere expresar: Decir “Tras morir casi ahogado” es diferente a “Tras casi morir ahogado”. Mi segundo ejemplo carece de total coherencia: “Ejecutaron casi a dos asesinos”, ¿los ejecutaron o no? Los ejemplos siguientes, muestran errores ortográficos en un periódico impreso y en dos virtuales.

 

Anuncios