Me encontré una sencilla pero verídica historia relacionada con el uso de la coma en la cotidianidad. 

Sarmiento, en visita a una escuela en su calidad de Inspector General de Escuelas, nota que el maestro no le da importancia a la colocación de la coma. Al alertarlo sobre el tema el maestro le dice que la coma no tiene mucho sentido y que no es necesaria colocarla. A esa respuesta Sarmiento se dirige al pizarrón y escribe:

 “El maestro dice, Sarmiento es un ignorante”

y luego la misma frase cambiando el lugar la coma:

 “El maestro, dice Sarmiento, es un ignorante”

Luego dirigiéndose a los alumnos les pregunta: en la primera oración ¿quién es el ignorante? ¡Sarmiento! contestan los alumnos. Y en la segunda oración, ¿quién es el ignorante? ¡El maestro! contestan los alumnos. Con ello le demostró al maestro su error.

 

Imagen

RECUERDA: No te comas las comas.

Imagen tomada de: http://ele-online.net/

http://www.ucontrol.com.ar/forosmf/off-topic/la-importancia-de-la-puntuacion/10/?wap2

Anuncios