Una enciclopedia es cualquier texto que busca compendiar el conocimiento humano. La enciclopedia reúne casi siempre de forma alfabética, temática y rara vez de manera suelta datos especializados o dispersos que no podrían ser hallados con facilidad y que presentan un importante servicio a la cultura moderna.

La noción más moderna de enciclopedia de propósito general y de amplia distribución data de la época de Denis Diderot y los enciclopedistas del siglo XVIII. Un grupo de escritores reunieron en una vasta obra todos los conocimientos científicos de la época, no como un mero registro alfabético, sino como un relato del modo científico de enfrentarse al mundo. La mayoría de las figuras culturales y científicas de la época colaboraron en esa empresa, destacando D’Alembert, Diderot y Voltaire.

Una de las primeras obras enciclopédicas que han sobrevivido a los tiempos modernos es la Naturalis Historia de Plinio el Viejo, escritor romano del siglo I d.C. Él compiló una obra de 37 capítulos que abarcan la historia natural del arte y la arquitectura, la medicina, la geografía, la geología y todos los aspectos del mundo que le rodea.

Imagen

En la actualidad, las enciclopedias más importantes son la Enciclopedia Espasa (español), Británica (de origen inglés), Larousse (de origen francés), Brockhaus (alemán), la Gran Enciclopedia Soviética (ruso), La Enciclopedia Italiana di Scienze (italiano), Grande Enciclopedia Portuguesa e Brasileira (portugués), entre otras.

ImagenImagen

Características de un texto enciclopédico

  • Son muy sintéticos, tratando de condensar al máximo la información.
  • No suelen hacer concesiones a la legibilidad del texto, primando la facilidad de obtener la información.
  • Explicitan cuándo los elementos son subjetivos o de opinión, priorizándose ante todo el rigor y la exposición de los hechos.
  • La cantidad de información que contienen tiende a ser la máxima posible en función del tamaño de la obra en su conjunto.
  • Una enciclopedia suele tener varios autores, pudiendo llegar su número a decenas y centenares.

Contenidos de una enciclopedia
Independientemente del tema que traten, cumplen siempre una serie de requisitos:

  • Son de interés universal: pueden llegar a interesar a cualquier ser humano, con independencia de cualquier otra consideración. Así, no hay contenidos de interés puramente local o personal.
  • Son de interés atemporal: deben mantener cierto interés con el paso del tiempo, evitándose la información efímera o pasajera.
  • Se organizan de lo general a lo concreto: esto se hace por las limitaciones de espacio que presenten y para conseguir que la obra completa sea autosuficiente y guarde cohesión, es decir, que no sea necesario consultar otros textos para entender su contenido.
  • Deben ser lo más objetivos posibles: es decir, en caso de que haya diversidad de enfoques, o de posturas, o de teorías, o de opiniones, tratar de compendiar o de mencionar todas ellas sin tomar partido por ninguna, y en caso de referirse a un personaje o a una situación controvertida señalar esta circunstancia con ecuanimidad.
  • No son una fuente primaria de información: por lo tanto es conveniente indicar la o las fuentes externas que fueron utilizadas.

Aspectos generales

  • Tipo de información: No ficción.
  • Formato: Suelen ser de tamaños variados, normalmente superando el tamaño carta, contienen grandes volúmenes de hojas por la cantidad de información que manejan, aunque algunas se separen por tomos, organizados alfabéticamente o por temáticas especificas, hay uso marcado de rejillas.
  • Sustrato: Puede variar en el interior, por lo general es papel de bajo gramaje. En el exterior, generalmente son pasta dura, con encuadernación tradicional.
  • Acabados: Portada y contraportada laminadas generalmente, en ediciones antiguas, se solía utilizar el dorado y/o plateado para los textos en portada y lomo.

Paratextos verbales

Normalmente encontramos:

  • Portada: Titulo, subtitulo y editorial, no se encuentra información comercial ni código de barras.
  • Interior: Encontramos Cabezotes de sección, folio numérico, folio explicativo, página de créditos, pie de imagen, formatos de clasificación, índice, capitulares, créditos de imagen, despieces, títulos, subtítulos y entretítulos. Utiliza todos los paratextos que necesite.

Paratextos icónicos

Al ser una publicación didáctica, hace uso de todos los paratextos icónicos ( infográficos, ilustraciones, fotografia, mapas, tablas, gráficos de datos y esquemas), para reforzar los conceptos más importantes y así haya un mayor entendimiento de estos.

Imagen

(Abril 22 de 2013)

Por: Martín Bolívar (Cabezademuerto) – Laura Díez (Bastardilla10)

Anuncios